¿Por qué y para qué estoy aquí?

Seguro se han preguntado alguna vez… ¿Por qué y para qué estoy aquí? ¿Cuál es mi propósito en esta vida?

Las Sagradas Escrituras son muy claras respecto del propósito que Elohim tiene con cada uno de nosotros, que por supuesto es servir a Yahwéh. Es mediante el servicio al Todopoderoso que podemos conocerlo y para conocer su voluntad debemos acercarnos a Él. Porque el propósito de Elohim en nuestras vidas es que vivamos plenamente en armonía con Yahwéh, con nuestros semejantes y con todo lo que nos rodea.

Rom.8:28 “Sabemos que Yahwéh hace que todas las cosas contribuyan al bien a los que lo aman, de los llamados conforme a su propósito…”

Cuanto más conocemos a Yahwéh, más lo amamos y entendemos sus planes. Todos tenemos propósitos únicos diseñados por Elohim desde antes de que naciéramos, así dijo el rey David:

Sal.139:16 “Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro”.

Yahwéh Elohim, como un perfecto artista, ha bosquejado y diseñado por adelantado sus planes para ti ¡Yahwéh está pintando el cuadro de nuestra vida, y tenemos asegurado que el resultado final será magnífico!

Jer.29:11 “Porque Yo sé los planes que tengo acerca de ustedes, declara Yahwéh, planes para su bienestar y no para desastre, para darles un futuro esperanzador.”

Aunque estas palabras se refieren al Pueblo de Israel, es por sentado, que se extiende a los que hacen parte de ese pueblo.

Los seres humanos fuimos creados con un propósito divino, que es colectivo y a la vez individual, ya que la colectividad esta formada por individuos.Todos con el mismo objetivo y a su vez con el estilo de cada persona:

  1. Para realizar la obra de que las personas conozcan a Yahwéh
  2. Para que conozcan su plan de salvación
  3. Para que reconozcan a su hijo Yahoshúa a quien envió.

Por lo cual, el propósito de Elohim en nuestra vida siempre tiene dos ingredientes, el de servir y glorificar a Yahwéh y el de añadir valor al prójimo. El corazón de los seres humanos, busca y anhela llevar acabo el propósito que diseñó para cada uno de nosotros.

Pero, las distracciones de la vida que afectan a las emociones y la parte física de nuestro ser que tiende a lo pecaminoso, lo impiden y entonces las personas quedan estancadas lejos de conseguir su propósito.

Las personas que lo logran, es por dos razones:

  1. Ponen a Yahwéh Elohim en primer lugar en su vida
  2. Hacen de ese propósito, su sueño.

Las cuales las personas se distraen del propósito divino y no logran cumplirlo es porque:

  1. La mayoría no saben que su vida tiene un propósito.
  2. Otros no saben cómo llevarlo a cabo

¿Cómo Podemos Llevar A Cabo Nuestro Propósito?

Debemos hacer del propósito de Yahwéh Elohim, nuestro objetivo. “Comprar la perla de gran precio”.

Mateo 13:45 “También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, y habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.”

Vamos a ponernos unos segundos en los zapatos del mercader de la parábola, su sueño era encontrar una perla de gran valor, todo el día estaba buscando esa perla, se levantaba pensando en la perla y se dormía soñando con ella, una vez que la encontró, la halló preciosa, fue, vendió “todo lo que tenía” y la compró. Esto quiere decir que tomó acción.

Así debemos de ser nosotros, buscar el propósito de Elohim en nuestras vidas, encontrarlo, comprarlo en nuestro corazón y llevarlo a cabo. Quiere decir que con nuestros actos diarios debemos servir a Yahwéh Elohim, haciendo su voluntad, obedeciendo sus mandamientos, viviendo cada día como vivió Yahoshúa nuestro Mashíaj.

Por: José Luis Àngel González González

===============================================

Estudios de la Sagrada Escritura bajo el contexto Hebreo Israelita Nazareno

http://www.regresandoalasraices.org