Pregunta sobre el ayuno de Yom Kipur

Pregunta sobre el ayuno de Yom Kipur

RESPUESTA:

Yahwéh no se contradice. Y ninguna declaración mediante un profeta puede cancelar lo que Yahwéh ha mandado en la Toráh. Y el ayuno de Yom Kipur es un mandato de Yahwéh. El pasaje de Yeshayáh 58 hay que entenderlo a la luz de su contexto interno. Esa reprensión de Yeshayáh se le dirige a un pueblo rebelde, pecador y en clara apostasía. Por eso fíjese que Yahwéh habla ahí de «vuestro ayuno» («el ayuno de ustedes»). Lea con cuidado el pasaje y lo verá con claridad:

« Isa 58:3 “¿Por qué, cuando ayunamos, no miraste? ¿Por qué, cuando afligimos nuestro cuerpo, no hiciste caso?” ¡Porque en el día de su ayuno ustedes se ocupan de sus negocios y explotan a sus trabajadores! 4 ¡Porque ustedes ayunan en riñas y contiendas, y golpean con un puño perverso! Su ayuno hoy día no es como para que se oiga su voz en lo alto. 5 ¿Es éste el ayuno que yo deseo: un día en que el hombre aflija su cuerpo? ¿Es el doblegar la cabeza como un junco y el acostarse en luto y ceniza? ¿A eso llaman ustedes ayuno, un día en que Yahweh es favorable? 6 No, el ayuno que yo deseo es este: desatar las ligaduras de maldad, soltar las ataduras del yugo para dejar libres a los oprimidos; romper todo yugo; 7 es compartir tu pan con el hambriento, y llevar a tu casa a los pobres; vestir a tu prójimo cuando lo veas desnudo, y no ignorar a tus parientes. 8 Entonces tu luz despuntará como el alba y tu curación brotará con rapidez; tu Vindicador marchará delante de ti, la Presencia de Yahweh será tu retaguardia. 9 Entonces, cuando llames, Yahweh responderá; cuando clames, él dirá: “¡Aquí estoy!” Si eliminas el yugo de tu medio, la mano amenazante, y el habla perversa; 10 si ofreces tu compasión al hambriento y sacias a la criatura con hambre, entonces tu luz brillará en las tinieblas, y tu oscuridad será como el mediodía». »

La enseñanza de este pasaje es que si uno está en rebeldía y apostasía, por más que ayune eso no le sirve de nada porque su ayuno no es aceptado por Yahwéh. Lo primero que tiene que hacer uno es enmendar su camino, hacer justicia, obedecer; y entonces su ayuno puede ser aceptable a Yahwéh.

Decir que el actuar con rectitud es un ayuno, es una metáfora, no es literal, y no se puede tomar como un sustituto del ayuno físico. Entonces el ayuno que manda la Toráh en el Día del Perdón es para los fieles y para los obedientes; no para los infieles y desobedientes. El ayuno que hagan los desobedientes no les cuenta para obtener el favor de Yahwéh. Eso es lo que enseña Yeshayáhu 58.

Por: Yosef Alvarez (P.R.)

====================================================

Re – publicado sin Edición por:

www regresandoalasraices org

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s