PREGUNTA – PORQUE INSISTEN USTEDES TANTO EN EL ARREPENTIMIENTO?

02-11 – PYR- PREGUNTA – PORQUE INSISTEN USTEDES TANTO EN EL ARREPENTIMIENTO?

RESPETADO AMIGO Fulgencio B. (Cu). Con respecto a su pregunta nos permitimos comentar-le lo siguiente:

Al Hablar de arrepentimiento tenenos que hablar de pecado. Y son diversos los términos usados en las Sagradas Escrituras para definir qué es el pecado, la iniquidad, la maldad, etc. Es importante la definición escritural de pecado, palabra que en griego es anomia y significa iniquidad, sin ley. Veamos:

< 1ª Jn.3:4 Todo aquel que comete pecado, también infringe la ley; pues el pecado es infracción de la ley. >

Por tanto, el pecado es el rechazo, el incumplimiento, la transgresión de la Toráh. Pero la definición va mas alla. Es decir, no aceptar cumplir con la voluntad del Elohim Todopoderoso la cual son sus mandamientos, sus ordenanzas y sus estatutos, contenidos todos ellos como instrucción en la Torah, mal llamada ley.

Es desafortunada la traducción de la mayor parte de las versiones castellanas que hacen del pasaje anterior. Solo uno o dos traduce que el pecado es verdadera ilegalidad, una infracción. Entonces, el pecado no es la mera infracción de la ley, sino que implica el rechazo a la voluntad divina de nuestro Creador.

Pecado entonces es la disposición mental del ser humano a hacer su propia voluntad, ignorando deliberadamente o no la Toráh de Elohim.

En el principio el hombre no fue creado en pecado, ni estaba el pecado en él. Y, sin embargo, al ser probado, desobedeció para seguir su propia voluntad, trayendo el pecado y la muerte al mundo. El Creador echó al hombre y puso al oriente del jardín de Edén los querubines y la llameante espada giratoria, para cerrar el camino al árbol de la vida. Veamos:

< Gn.3:24:  Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. >

Adám al tomar su propia decisión en contra de la ordenanza divina, adquirió esa inclinación a hacer lo que mejor le parece y que en general casi siempre es contraria a Elohim. Por lo tanto, se le cerró el acceso a la vida y trayendo la muerte al mundo, es decir, a su descendencia. Al entrar el pecado al mundo entonces esa inclinación carnal a seguir el criterio propio sin considerar la instrucción divina pasó a todos los hombres.

Como se dice de la generación en los días de Nóaj como el pecado ocasionó y provocó la muerte de todos los hombres por medio del diluvio, provocando decepción en nuestro Creador. Veamos:

< Gn.6:5 Y vio YHWH que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. >

Desde Adam a Moshéh los hombres no pecaron a la manera de la transgresión de Adam, pero si pecaron y murieron por ello. Por eso la muerte reinó desde Adam hasta Moshéh, aún en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adam, el cual es figura del que habría de venir. Veamos:

> Ro.5:14 por eso la muerte reinó desde Adam hasta Mosheh, aun sobre los que no pecaron con una ofensa semejante a la de Adam, quien es figura del que había de venir. >

Que los hombres no hayan pecado a la manera en que Adám transgredió no los exime de pecado; simplemente que ninguno pecó de la misma manera porque a ninguno de ellos se le dio la misma instrucción o mandamiento que Adám. Más bien todos estamos acusados de pecadores y trasgresores, juntamente con Adám. Todos los seres humanos por ser hijos de Adám tenemos una naturaleza pecaminosa, por cuanto desobedecemos y nos inclinamos a hacer lo malo como nuestro padre Adam.

Esta situación duró hasta la promulgación de la Toráh que hace evidente la gravedad del pecado. Porque la ley produce reprobación; mientras que, si no es por ley, no se toma en cuenta la transgresión. Veamos:

< Rom 4 : 15 Porque la ley produce reprobación; mientras que si no es por ley, no se toma en cuenta la transgresión. Pues no hay distinción de personas delante de Elohim: todos los que pecaron sin tener ley, sin intervención de la ley también perecerán; y todos los que pecaron teniendo la ley, por la ley serán juzgados. Porque los que sólo oyen la ley no son justos delante de Elohim; los que cumplen la ley son los que serán justificados. Veamos:

< Rom 2 : 11  Pues no hay distinción de personas delante de Elohim: >

Pero la Toráh también trae la esperanza de la redención y la salvación. Los pecados de un creyente son perdonados por un solo sacrificio, el de nuestro maestro Yahoshúa, con su muerte en el madero. Por ello es que Yahoshúa ha sido proclamado, el “Cordero de Yahweh” para quitar el pecado del mundo. Y al que se le perdonan sus pecados nunca más van a ser recordados, por nuestro Padre Yahweh.

Y ÉL mismo por medio de su Espíritu de Santidad ha hecho conciencia en nuestras mentes, del valor de semejante perdón.

El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Elohim no tiene la vida. Veamos:

< Rom 5: 12 Por eso, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado vino la muerte, así también la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron >

El hombre puede ir en contra de la inclinación carnal para seguir la espiritual, seguir el camino de Elohim. Miremos por ejemplo a Jov, contemporáneo de los patriarcas, que antes de que Yahweh diera la Toráh a su pueblo, tenía conciencia de lo que era correcto y de lo incorrecto como falta ante su Hacedor.

< Job 14 – 1. El hombre, nacido de mujer, es corto de vida y lleno de problemas. 2. Brota como una flor y se marchita; se desvanece como una sombra y no perdura. 3. ¿Sobre uno así fijas tu mirada? ¿Vas a ir a juicio conmigo? 4. ¿Quién puede sacar algo limpio de lo inmundo? ¡Nadie! 5. Sus días están determinados: tú conoces el número de sus meses; tú le has fijado límites que no puede traspasar.>

Aquel hombre era más rico que cualquiera en el Oriente. Él presentaba ofrendas quemadas temprano por la mañana, por cada uno de sus hijos y pensaba: “Tal vez mis hijos han pecado y han blasfemado a Elohim en sus pensamientos”

Solo el arrepentimiento genuino y la misericordia de Elohim lo puede restaurar, por medio de la sangre del Cordero de Elohim.

Amigo Fulgencio, para servirle.

====================================================
ASAMBLEA ISRAELITA NAZARENA

Para mayor ilustración le invitamos a nuestros sitios:

www regresandoalasraices org

https://www.facebook.com/asambleaisraelita.nazarena

Grupos FB:

https://www.facebook.com/groups/95012507540938Asamblea

https://www.facebook.com/groups/1202508636752277

(AIN) Videos:

https://www.facebook.com/Asamblea-israelita-Nazarena-Videos-102257314891787

Sitios :

https://sites.google.com/view/asamblea-israelita-nazarena/

https://estudiosdetorah.blogspot.com/

https://drive.google.com/drive/folders/1i8KHDmCFjzFOUTwRC8v7RYfiMEXPB3v7

CANAL YOUTUBE

https://www.youtube.com/c/JaimBenYisrael