PREGUNTA — QUIENES DEBEN CUMPLIR – TODA – LA TORA?

04-27- PYR- PREGUNTA — QUIENES DEBEN CUMPLIR – TODA – LA TORA?

Amiga Clemencia del Cielo (Br). Con mucho respeto nos permitimos comentarle lo siguiente:

Comencemos con este verso:

>“Habrá una misma ley ( Torah) para vosotros; será tanto para el forastero como para el nativo; porque yo soy HaShem vuestro Elohim ” (Vayikra / Levítico 24:22)>

De este versículo aprendemos que en términos generales la Torá es una sola ley ( Torah). Es decir, no hay una Torá distinta para el Israelita o judío y otra Torá distinta para el no Israelita, gentil, extranjero, etc.

La Torah fue dada inicialmente a todo ser humano, con la Creación, y esto incluye las leyes llamadas ceremoniales, sacrificios y ofrendas. Recordemos el pasaje de Ca-in y Abel. Posteriormente fue escogido un pueblo en particular al cual fue entregada por escrito la Torah, para que fuera luz a las naciones. Ese pueblo es Israel.

Pero es opcional para un extranjero cumplir la Torah. Es opcional, por ejemplo para un extranjero que no tiene nada que ver con Israel, que no tiene nada que ver con la Torah comer carne de cerdo. Como no esta bajo la Torah, bajo la ley ( Torah), el mandato no le cobija. No le es pecado, ni está violando la Toráh si la come. La Torah no le cobija. Pero, igualmente, serán juzgados. Veamos:

< Romanos 2:12 Todos los que han pecado sin conocer la ley ( Torah), también perecerán sin la ley ( Torah); y todos los que han pecado conociendo la ley ( Torah), por la ley ( Torah) serán juzgados. >

La Tora es una en sentido general, universal, es decir “una misma ley ( Torah) tendrás”, pero en su aplicación es para los judíos, los israelitas y los gentiles que se adhieren al pueblo de Israel. Puede alguien cumplir la Torah sin pertenecer al pueblo de Israel? No. El texto escrito habla de : “Dile a los hijos de Israel.”

Dentro la Torá se encuentra la prohibición de comer cerdo para el Israelita , y dentro de la misma torá se le permite al Israelita , venderle carne prohibida para él, a un gentil extranjero, como cuando la carne es “nevela” (carne de un cadáver), es decir, de un animal que murió por una enfermedad, o no murió correctamente sacrificado, a través de la “shejita” (sistema de sacrificio permitido), – la Torá prohíbe su consumo al Israelita . Sin embargo, permite al Israelita venderle esta carne al no Israelita para su consumo. Veamos:

< Devarim / Deuteronomio 14:21 “No comeréis ningún animal que se muera. Lo podrás dar al forastero que está en tus ciudades, para que lo coma, o lo podrás vender a un extranjero, porque tú eres un pueblo santo al SEÑOR tu Todopoderoso ” >

¿Qué sucede con los creyentes gentiles en Yahoshua el Mesías?

Existen unos principios ( leyes) inscritos en todo ser humano, en su conciencia, de forma nativa, natural. Por ejemplo, un extranjero que jamás estudió Torá está obligado a “no matar”. Son leyes universales e inherentes al ser humano. Pero en cuanto a los creyentes en Yahoshua , la aplicación es totalmente distinta:

El hecho de tener verdadera fe en Yahoshua, y aceptar completamente su enseñanza y ejemplo, eleva a los creyentes a la categoría de “Hijos de Todopoderoso ”, título que en la Torá se le aplica a Israel. Veamos:

< Ex 4:22 “Israel es mi hijo” >

Por lo cual, al ser llamados “hijos de Todopoderoso ”, vienen a ser miembros de Israel, miembros de la familia del Todopoderoso , y consiguen tener una relación de pacto, y se vinculan con la Torá y sus mandamientos. Los creyentes en Yahoshua, pasan a ser “hijos de Todopoderoso ”, y esto es vinculante en todos los sentidos. El ser “hijos de Todopoderoso ” no es vinculante solo para asirnos de la “gracia” del Todopoderoso, (ya lo quisiéramos), sino que también para asirnos de los “mandamientos” y así adquirir los deberes que tiene el pueblo de HaShem. Se adquieren derechos, pero también deberes.

En los tiempos bíblicos, cuando un gentil vivía dentro de las fronteras de Israel, si era temeroso del Todopoderoso hacia una declaración de fidelidad al Todopoderoso frente a un tribunal rabínico, respecto de los mandamientos. Entonces era declarado un “guer toshav” (extranjero que reside). Este es y sigue siendo un extranjero, pero vive dentro de nuestras fronteras, se alejó de la idolatría, y respeta las leyes ( Torah).

Como seguidores, alumnos del Mashiaj Yahoshua e hijos de Todopoderoso, no solo hemos sido hechos cercanos, sino que INSERTADOS y PARTICIPES, es decir parte del pueblo y del pacto de la Torá, nos cubren TODAS sus leyes. Veamos:

< Efesios 2:11-12 “Recordad, pues, que en otro tiempo vosotros los gentiles en la carne, llamados incircuncisión por la tal llamada circuncisión, hecha por manos en la carne, recordad que en ese tiempo estabais separados del Mesías, excluidos de la ciudadanía de Israel, extraños a los pactos de la promesa, sin tener esperanza, y sin Todopoderoso en el mundo”>.

Al leer este pasaje entonces cabe preguntarnos: ¿Si en otro tiempo estábamos separados del Mesías, ahora estamos unidos al Mesías, si en otro tiempo estaban excluidos de la ciudadanía de Israel, ahora somos miembros de la ciudadanía de Israel, si en otro tiempo no teníamos esperanza ni teníamos Todopoderoso , y ahora tenemos esperanza y tenemos un Todopoderoso , entonces que es lo que, podría hacer que nosotros creyentes gentiles en Yahoshua , nos alejemos de la Tora como para no ser responsables de ella y al mismo tiempo ser beneficiarios de ella?

Es decir, tomamos sobre nosotros el título de “hijos de Todopoderoso ”, y sus favores, su gracia y misericordia, pero no sus responsabilidades respecto de los mandamientos.???

< 2Pedro 2:9 “Nación santa, real sacerdocio”>.

Este titulo solo aplica a Israel en las escrituras, y obliga vernos vinculados con la Torá, incluidas las exigencias sacerdotales.

Lo que hace que un gentil, creyente en Yahoshua , habiendo sido insertado al olivo natural, habiendo sido declarado hijo de Todopoderoso, elevado y sentado con el Mesías en lugares celestiales (ver Efesios 2), sienta una estrecha relación con la Torá y los mandamientos.

Esto en todo caso comprende un proceso. Veamos:

< Hechos 15:20-21 “Por tanto, yo opino que no molestemos a los que de entre los gentiles se convierten a Todopoderoso , sino que les escribamos que se abstengan de cosas contaminadas por los ídolos, de fornicación, de lo estrangulado y de sangre. Porque Moisés desde generaciones antiguas tiene en cada ciudad quienes lo prediquen, pues todos los días de reposo es leído en las sinagogas” >

El acuerdo de los primeros líderes de la congregación creyente en Yahoshua fue, que no se inquiete a los gentiles con TODA la Torá, inicialmente con TODO el contenido, sino que, con calma, se les ordene guardar ciertos mandamientos de la Torá, mandamientos básicos e introductorios, ya que tendrían a “Moisés”, es decir, tendrían la enseñanza de las palabras de Moisés, o la “Tora”, cada Shabat, cuando asistieran a la sinagoga.

Los primeros creyentes debían estudiar la Torá en las sinagogas cada día de reposo . Luego de hacerlo sentirían un apego a los mandamientos, que se daría de forma paulatina, hasta el punto de ir adquiriendo más y más Torá. Seria un proceso gradual, donde no serian obligados a guardar la halajá rabínica. Podrían crecer en la Torá y cada Shabat sentir como se hacía mas fuerte su lazo de unión con el pacto de la Torá y el pueblo de Israel.

Esta es la razón por la que cual las denominaciones no se sienten parte de Israel, ni tienen lazos con la Torá. No hay estudio de la Torá semanal en las “iglesias”, no hay un análisis de los mandamientos de forma seria y consistente. Por lo que la unión a Israel y a la Torá, que nos dio la fe en Yahoshua , no se cultiva semanalmente, sobre todo cuando la orden era: “cada día de reposo en las sinagogas”, pues ahora es “cada domingo en las iglesias”, a estudiar u oír algún tema, que difícilmente será algo tocante a la Torá de Moshé.

No tenemos que dejar que los sistemas religiosos tradicionales o las ideas que andan por la red nos alejen de esta verdad que gano Yahoshua con su propia sangre. El nos hizo miembros de este pueblo santo, y de este real sacerdocio. Nos dio una Torá de verdad e implanto en nosotros la vida, para que prosigamos con nuestro crecimiento, y desarrollo espiritual. Por lo tanto, no aceptemos cuando alguien nos diga: “Tú no eres miembro, tú no tienes parte con la Torá, tú no eres Israelita ”. Claro como ellos lo exigen no lo somos ni lo seremos. Pero lo somos por el testimonio de Yahoshua y sus emisarios.

< Salmos 118:22“La piedra que desecharon los edificadores Ha venido a ser la piedra principal del ángulo”>

=========================== Amiga Clemencia, para servirle.

===========================

ASAMBLEA ISRAELITA NAZARENA

Para mayor ilustración le invitamos a nuestros sitios:

www regresandoalasraices org

https://www.facebook.com/asambleaisraelita.nazarena

Grupos FB:

https://www.facebook.com/groups/95012507540938Asamblea

https://www.facebook.com/groups/1202508636752277

(AIN) Videos:

Sitios :

https://sites.google.com/view/asamblea-israelita-nazarena/

https://estudiosdetorah.blogspot.com/

https://drive.google.com/drive/folders/1i8KHDmCFjzFOUTwRC8v7RYfiMEXPB3v7

CANAL YOUTUBE

https://www.youtube.com/c/JaimBenYisrael

https://sites.google.com/view/asamblea-israelita-nazarena/