REFLEXION

Anuncio publicitario

08-23-PREGUNTA – QUE ES CONVICCIÓN DE PECADO?

09-08-23-PREGUNTA – QUE ES CONVICCIÓN DE PECADO?

Respetada amiga Lili. Con respecto a su pregunta nos permitimos comentarle lo siguiente:

Comencemos con este verso:

< Jua 16:7 Pero yo les digo la verdad: les conviene que yo me vaya; porque si no me voy, el defensor no vendrá a ustedes. Y si me voy, se lo enviaré. Jua 16:8 “Cuando ese venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.>

La Torah nos dice que el espíritu de santidad de Yahweh va a convencer al mundo de pecado.

Convicción de pecado no es simplemente una conciencia culpable o incluso el sentir vergüenza por el pecado. Tales sentimientos se experimentan naturalmente por casi todo el mundo. Pero esto no es una verdadera convicción de pecado.

La convicción del pecado no es simplemente el conocimiento del bien y el mal; no se trata de un dictamen conforme a las enseñanzas de las escrituras acerca del pecado. Muchas personas leen la Escritura y son plenamente conscientes de que la paga del pecado es muerte. Veamos:

< Rom 6:23 Porque la paga del pecado es muerte; pero el don de Elohim es vida eterna en el Mashíaj Yahoshúa, nuestro Maestro.>.

Muchas personas conocen que:

< Efe 5:5 Porque esto ustedes lo saben muy bien: que ningún fornicario ni impuro ni avaro, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino del Mashíaj y de Elohim.>

Incluso pueden estar de acuerdo en que:

< Sal 9:17 Los malvados acabarán en la Fosa, ( y ) todas las naciones que ignoran a Elohim.>

La convicción de pecado no es un sentimiento de temor o un presentimiento del castigo divino. Estos sentimientos también son experimentados frecuentemente en los corazones y en las mentes de los pecadores. Pero, una vez más, la verdadera convicción de pecado es mucho mas que eso.

Muchas personas pese a todos los conocimientos que puedan tener, a que hayan leído la Escritura “ de pasta a pasta” continúan viviendo en pecado. Entienden las consecuencias, pero están lejos de ser convencidos de sus pecados.

Si lo que experimentamos no es sino una punzada en la conciencia, la ansiedad ante la idea del juicio, o un conocimiento académico del lago de fuego, entonces nunca hemos conocido verdaderamente la convicción de pecado.

Entonces, ¿cuál es la auténtica convicción de la cual habla la Torah?

La palabra convicción es el substantivo de “convencer a alguien de la verdad; reprobar; acusar, refutar o interrogar a un testigo». El espíritu de santidad de Yahweh actúa como un fiscal que expone el mal, denuncia a los criminales, y convence a las personas de que necesitan un salvador.

Tener la convicción es sentir repugnancia total del pecado. Esto sucede cuando hemos visto la belleza de Elohim Yahweh, su pureza y santidad, y cuando reconocemos que el pecado no puede habitar con él. Veamos:

< Sal 5:4 Porque tú no eres un Elohim que se complace en la maldad; el malo no puede estar contigo;>.

Cuando Isaías estuvo en la presencia del Todopoderoso, inmediatamente fue abrumado por su propia maldad. Veamos:

< Isaías 6:5″¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios…han visto mis ojos al Rey, Yahweh de los ejércitos» .

Tener la convicción es experimentar un espanto total del pecado. Nuestra actitud hacia el pecado llega a ser como la de José. Veamos:

< Gén 39:9 ……………..¿Cómo entonces podría yo hacer esa maldad tan grande, y pecar delante de Elohim?” que huyó de la tentación, gritando, «¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Elohim?» >

Somos convencidos cuando somos conscientes de qué tanto deshonramos al Creador con nuestro pecado. David vio su pecado primordialmente como una afrenta a un Elohim kadosh/santo. Cuando fue convencido por el espíritu de santidad de Yahweh, él clamo:

< Sal 51:4 Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo ante tus ojos; [lo confieso] para que te reconozcan como justo en tu sentencia y exento de culpa en tu juicio.

Somos convencidos cuando somos profundamente conscientes de la ira que expone a nuestras vidas. Veamos:

< Rom 1:18 La ira de Elohim se manifiesta desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que con injusticia estorban la verdad.>

< Rom 2:5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, estás acumulando sobre ti mismo castigo para el día del castigo, cuando se revele el justo juicio de Yahweh.>

Veamos:

< Hch 16:30 Sacándolos afuera, les dijo: “Señores, ¿qué debo hacer para salvarme?” Hch 16:31 Ellos dijeron: “Cree en el Maestro Yahoshúa y te salvarás, tú y tu casa”. Hch 16:32 Y le comunicaron el mensaje del Maestro, a él y a todos los que estaban en su casa.>.

El carcelero recibió instrucción acerca de que sin un salvador, moriría y perdería algo maravilloso que deseaba. Pero, qué es creer en el Maestro? Es creer en su mensaje. Y Cual es este mensaje?. Veamos:

< Mat 4:17 Desde entonces Yahoshúa comenzó a proclamar y a decir: “¡Arrepiéntanse, porque se ha acercado el reino del Cielo!”>

Cuando el espíritu de santidad de Yahweh convence a las personas de su pecado, él Mesías representa el justo juicio de Elohim.

< Heb 4:12 Porque la Palabra de Yahweh ( Torah = El Mesías) es viva y eficaz, y más penetrante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta tocar los sentimientos y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones de la mente.>.

El espíritu de santidad de Yahweh no sólo convence a la gente del pecado, sino que también los trae al arrepentimiento. Veamos:

< Hch 17:30 Por eso, aunque antes Yahweh pasó por alto los tiempos de la ignorancia, en este tiempo manda a todos los hombres, en todos los lugares, que se arrepientan>.

< Luc 13:5 Les digo que no; y ustedes si no se arrepienten, todos perecerán de la misma manera”.>.

El espíritu de santidad de Yahweh viene a iluminar nuestra relación con el mismo Todopoderoso. El poder de convicción de su espíritu de santidad abre nuestros ojos a nuestro pecado y abre nuestros corazones para recibir su gracia. Veamos:

< Efe 2:8 Porque por un favor son salvos por medio de la fe; y esto no de ustedes, pues es don de Yahweh.>.

Alabamos al Creador por la convicción del pecado. Sin ella, no puede haber salvación. Nadie se salva excepto por la obra de convicción y regeneración del espíritu de santidad de Yahweh en el corazón. La Torah enseña que todas las personas por naturaleza se rebelan contra Elohim y son enemigas de Yahshua HaMashiaj.

< Efe 2:1 En cuanto a ustedes, estaban muertos en sus delitos y pecados>

< Jua 6:44 Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga; y yo lo resucitaré en el día final.>.

Parte de este «traernos» al Padre, es la convicción de pecado.

========================
Amiga Lili, Para servirle.

==============================

ASAMBLEA ISRAELITA NAZARENA

www regresandoalasraices org

https://www.facebook.com/asambleaisraelita.nazarena

Grupos FB:

https://www.facebook.com/groups/95012507540938Asamblea

https://www.facebook.com/groups/1202508636752277

(AIN) Videos:

https://www.facebook.com/Asamblea-israelita-Nazarena-Videos-102257314891787

Sitios :

https://sites.google.com/view/asamblea-israelita-nazarena/

https://estudiosdetorah.blogspot.com/